Accesibilidad | Ayuda | Mapa web

Agenda

<Septiembre - 2014>
LMXJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930
Más de una actividad
Ayuntamiento
Deportes, Cultura, Educación y Medio Ambiente
Urbanismo y Festejos
Bienestar Social, Juventud, Sanidad y Vivienda
Hacienda, Personal, Mayores, Igualdad y Asuntos Generales
Alcaldía

Sede Electrónica
Avance hábitats rurales diseminados
Pizarra en el Recuerdo
Museo Municipal de Pizarra
Programa en Defensa de la Vivienda
Radio Pizarra (107.9 FM)
Guía de Seguridad para los comerciantes
Incidencias en la Vía Pública
Guía de Asociaciones de Pizarra
Aprobación Definitiva del PGOU
Pizarra ante la Droga
Horarios autobuses interurbanos Consorcio de Transportes
Agenda21 de Pizarra
Pizarra Información
Horarios de Trenes del Cercanías

Pizarra> Entorno Natural > El río Guadalhorce

 

El río Guadalhorce

Después de recoger las aguas de la comarca de Antequera y cruzar la cordillera por el Desfiladero de los Gaitanes, el río Guadalhorce se hace adulto y forma su propio valle, siendo el más importante de la provincia malagueña.

Históricamente sólo existían dos puentes en todo el Guadalhorce. El primero de ellos, se situaba en el curso alto del río, a su paso por el término municipal de Antequera. El segundo fue el famoso “puente del Rey”, ubicado en término de la ciudad de Málaga, de gran longitud y envergadura, pero que nunca fue definitivamente concluido.

 Así pues, la única forma en que los habitantes de los pueblos ribereños del Guadalhorce podían cruzar sus aguas fue, durante siglos, bien el simple vado (durante el período de estiaje, es decir, primavera y verano) o bien el uso de barcas en régimen de “igualá” con el barquero durante el resto del año. La igualá constituía un contrato en cuya virtud una persona contaría con uno de los barqueros a la sazón existente la obligación de abonar cierta cantidad periódicamente para que el barquero le franqueara el paso del río. En una palabra, “se igualaba” al barquero con la persona que pasaba.

El río Guadalhorce a su paso por Pizarra

En 8,5 Km. de recorrido del río Guadalhorce por nuestro término municipal existieron varios lugares de paso o vados. El conocido como “vado de las carretas”, tal y como cita el geógrafo Pascual Madoz en su célebre diccionario de 1845, fue uno de los de mayor tránsito y estaría situado en las inmediaciones del Parador.

Conocemos además la existencia de barqueros desde el siglo XVIII, como se desprende del Catastro del Marqués de la Ensenada de 1751, que nombraba a Sebastián de Guerra, vecino de la Pizarra y propietario de la barca del río.

A veces, mientras el tiempo lo permitía, se construían pequeños puentes de palos y maderas, que con alguna dificultad, permitían también sortear el caudal de las aguas.

Estos pequeños puentes temporales recibían el nombre de Pontones. El más importante existió precisamente en el lugar que ocupan actualmente los dos grandes puentes sobre el río a su paso por Pizarra.

El primer puente edificado de fábrica fue el de la vía férrea Córdoba-Málaga, costeado por la compañía de los Ferrocarriles Andaluces, presidida por Don Jorge Loring y propietaria de la línea hasta su absorción por RENFE.

El otro puente, de un solo ojo, y que franquea el paso de la carretera comarcal (hoy Ctra. A-343 de Antequera-Zalea), es una magnífica obra de ingeniería civil de la segunda década del siglo XX, y que todavía hoy causa admiración por sus proporciones.

El río Guadalhorce

Datos de interés:

  • El río Guadalhorce es el de mayor longitud de la provincia de Málaga.

  • Nace en el Puerto de Alazores (Sierra de San Jorge), justo en el límite entre las provincias malagueña y granadina.
  • Desemboca en el Mar de Alborán, junto a la capital de la Costa del Sol.

  • El río Guadalhorce fue bien conocido por todos los navegantes de la más remota Antigüedad. Los fenicios edificaron una relevante ciudad comercial sobre una isla de su ancho y profundo estuario, y sus aguas eran navegables hasta el interior del territorio.
  • Los cartógrafos griegos y romanos lo titularon Saduca: SADOUKA POTAMÓS, en griego; SADUCA FLUVIUS, en latín. Los romanos trazaron dos vías junto a sus márgenes y en ellas erigieron municipios, mansiones y villas.

  • Parece ser que los árabes mudaron su nombre por el de Guadalquivir de Málaga (WADI L-KABIR BI-MALAQA: Río Grande de Málaga) para así distinguirlo de su homónimo bético. Por esta razón, los repobladores cristianos del siglo XVI al llamarlo Guadalquivirejo no hacían sino rememorar su primigenia denominación aragena.
  • La etimología del hidrónimo Guadalhorce, también de inequívoca estirpe arábiga, es muy controvertida. Madoz, señalaba la de “río de trigo”. El poeta barroco Juan de Ovando Santarén proponía la de “río de vueltas” (en alusión a sus notables meandros, como el que puede admirarse en la Vega de las Zahúrdas, término de Pizarra).

  • Covarrubias, por último, lo interpretaba como “río de la guardia”. En recientes escritos, Martínez Enamorado y Calero Secall insinúan un hidrónimo proveniente de una crónica árabe (WADI QURSA) como étimo del moderno vocablo Guadalhorce, si bien con escasa convicción.
  • Durante el siglo XVIII fue olvidado el nombre de Guadalquivirejo en beneficio de su actual denominación, si bien fue frecuentemente corrompido en Guadajoz, e incluso en Badajoz, y alternando con el río de Málaga.

  • AFLUENTES DEL RÍO GUADALHORCE en nuestro término municipal (de norte a sur):

    Margen izquierda: Arroyo de Corrales, Arroyo de Ahumada, Arroyo de Mijarra, Arroyo del Búho y Arroyo del Comendador.

    Margen derecha: Arroyo de Acuña, Arroyo de las Cañas y Arroyo de Casarabonela.

Paraje natural del río Guadalhorce

Agenda y Noticias

Ayuntamiento de Pizarra:   ayuntamiento@pizarra.es

Plaza de la Cultura, 1 - 29560 - Tlf. 952 48 30 15 - Fax 952 48 35 74