Accesibilidad | Ayuda | Mapa web

Agenda

<Julio - 2014>
LMXJVSD
1234
5
6
789101112
13
1415161718
1920
21222324252627
28293031
Más de una actividad
Ayuntamiento
Deportes, Cultura, Educación y Medio Ambiente
Urbanismo y Festejos
Bienestar Social, Juventud, Sanidad y Vivienda
Hacienda, Personal, Mayores, Igualdad y Asuntos Generales
Alcaldía

Sede Electrónica
Avance hábitats rurales diseminados
Pizarra en el Recuerdo
Museo Municipal de Pizarra
Programa en Defensa de la Vivienda
Radio Pizarra (107.9 FM)
Guía de Seguridad para los comerciantes
Incidencias en la Vía Pública
Guía de Asociaciones de Pizarra
Aprobación Definitiva del PGOU
Pizarra ante la Droga
Horarios autobuses interurbanos Consorcio de Transportes
Agenda21 de Pizarra
Pizarra Información
Horarios de Trenes del Cercanías

Pizarra> Entorno Natural > Gibralmora y sus plantas

 

La Sierra de Gibralmora

Situada a 400 metros sobre el nivel del mar, con una superficie aproximada de 752,5 has., pertenece esta sierra a sedimentos postorogénicos de la edad Miocena y constituida litológicamente por molasas y molasas bioclásticas. La temperatura media anual de la zona se sitúa en torno a los 17ºC y la precipitación en 572,8 m.m.

La escasa cubierta vegetal está formada por matorral xerófilo, apareciendo en las zonas de menor pendiente olivos y algunos almendros. Las formaciones arbustivas son frecuentes en las grietas rellenas por materiales detríticos provenientes de la descomposición de la arenisca. Es de destacar las numerosas plantas aromáticas diseminadas por toda la sierra, entre ellas: salvia, abrótano, lavanda, hinojo, romero, tomillo, manzanilla,…

Es una zona frecuentada esporádicamente por rapaces. Su poblamiento faunístico es pequeño, limitándose principalmente a la presencia de especies de interés cinegético (caza menor).

La Sierra, desde Pizarra   Sierra de Gibralmora

Pizarra y la Sierra de Gibralmora   La Sierra de Gibralmora

Formaciones rocosas de la Sierra de Gibralmora   Paisaje de Gibralmora

VEGETACIÓN DE MONTAÑA

Arbustos y Matorral Mediterráneo

En nuestros campos y montes existe una gran variedad de arbustos y matorrales que crecen de forma natural y espontánea, unas veces formando pequeños bosques y otras de forma aislada.

 Los más significativos son: lentisco, palmito, esparto, sabina, aladierno, enebro, espino negro, esparraguera, retama, torvisco, jara blanca, matagallos, marrubio, bufalaga marina, melera, efedra, olivilla, entre otros.

Lentisco

 Arbusto de 1 a 3 m. de altura, con sistema radical fuerte y bien desarrollado. Flores pequeñas, amarillentas o rojizas; sus frutos son bayas, de las cuales muchas aves se alimentan. También se extrae aceite para alumbrar y resina. Se desarrolla en todo tipo de suelos, vive perfectamente en terrenos áridos y secos. Gusta de clima cálido, formando asociaciones termófilas con los acebuches y espinos.

Palmito

 Arbusto o mata que no supera 1 m. de altura. Tallo, en su mayor parte subterráneo, terminado por una corona de hojas palmeadas. Vive en todo tipo de suelos y abunda más en los secos. Prefiere climas cálidos y soleados. Forma pequeños palmitales en la zona baja andaluza. Con las hojas de palmito se fabrican sombreros, cestos, etc.

Esparto

EspartoPlanta de clima seco, de paisajes áridos, muy abundante en el sudeste español. Pertenece a la familia de las gramíneas, es decir, es pariente del trigo y la cebada.

Es vivaz, perdurando muchos años en el terreno. Sus hojas son largas y finas y sus espigas en forma de penacho le dan a la planta (de mayo a julio) un aspecto muy hermoso. Sus hojas son empleadas en trabajos de pura artesanía como la confección de cuerdas, capachos, espuertas, etc.


Aladierno

Arbusto o arbolillo de hasta 7 m. de altura, de gran vigor. Flores pequeñas verdes amarillentas. Utiliza toda clase de suelos en setos matorrales y pedregales. En nuestra sierra es frecuente verlos en las profundas cañadas junto a lentiscos, sabinas, acebuches y enebros. Se adapta bien a las sequías de nuestro clima mediterráneo. La corteza es purgante y sus hojas astringentes.

Espino negro

Arbusto o mata de hasta 2 m. de altura con ramas espinosas. Flores verdosas y no muy vistosas.

Poco exigente en cuanto a suelos y perfectamente adaptado para resistir la sequía prolongada y elevadas temperaturas estivales, propias de lugares secos y soleados. Acompaña casi siempre a los acebuches y lentiscos en su asociación. Su madera se aprovechaba para carbón y leña.

Enebro

Arbusto o pequeña conífera resinosa y siempre verde de hasta 10 m. de altura.

Prefiere suelos sueltos, ligeros y pedregosos. Especie típicamente mediterránea, muy resistente al frío y a la sequía. De sus raíces y cepos se obtiene un líquido “miera de enebro” que se utiliza como insecticida para todo tipo de afecciones de la piel y en el tratamiento de la roña del ganado.

Esparraguera

Arbusto muy ramificado, de tallos delgados y verdes, cubierto de ramitas de crecimiento reducido, filiformes y dispuestas en penachos. Hojas pequeñas y espinosas.

Flores solitarias o en grupos reducidos, hermafroditas, con 6 piezas en dos ciclos de 3, verdosas o blanquecinas, sostenidas por un pedúnculo con una articulación. Fruto carnoso, esférico, de color negruzco en la madurez.

Florece entre julio y octubre. Aparece en lugares abiertos, expuestos, soleados y secos, generalmente formando parte de los matorrales acompañantes de encinares o jarales. Los brotes jóvenes se consumen, sirviendo como base a uno de los platos más tradicionales de Pizarra (el “Majaíllo” de Espárragos). El rizoma tiene propiedades diuréticas.

Retama

Arbusto con abandantes ramas estriadas, largas y flexibles, de color gris azulado, hojas simples y prontamente caducas. Flores en grupos compuestos al final de las ramas, con cáliz formando dos labios, corola amariposada de menos de 1 cm., de color amarillo. Fruto legumbre que no se abre, esférico y con una sola semilla.

 




Torbisco

Arbusto con largas ramas que salen de la base y que apenas se ramifican. Hojas abundantes a lo largo de las ramas, simples, estrechas y largas. Flores reunidas en grupos al final de las ramas, sólo con 4 sépalos blanco-cremosos. Fruto carnoso, de color anaranjado o rojizo, con un hueso en el centro. La planta es tóxica y puede llegar a ser mortal. La corteza tiene propiedades purgantes y la resina es vesicante.

Jara Blanca

Arbusto siempre verde, de color grisáceo blanquecino, hojas opuestas, cubiertas densamente de pelos, con limbro elíptico. Flores con 5 sépalos y 5 pétalos rosados, solitarias o en grupos reducidos. Fruto seco de tipo cápsula que se abre por 5 valvas.

Florece entre febrero y mayo. Aparece en el sotobosque de encinares preferentemente sobre sustrato básico o formando jarales acompañantes de los coscojares.



Matagallo

Arbusto siempre verde, de ramas cuadrangulares y blanquecinas por la presencia de un fieltro de pelos cortos, hojas opuestas, con pecíolo corto y limbo rectangular-lanceolado, con gran cantidad de pelos, verde oscuras por el haz y blanquecinas por el envés.

Flores que se muestran en grupos en los nudos al final de las ramas, cáliz terminando en 5 dientes. Corola rosada, grande, formando dos labios, siendo el superior fuertemente curvado. Fruto seco que aparece dividido en 4 partes globosas y oscuras.

Florece entre marzo y mayo. Surge acompañado de encinares y coscojares, siempre sobre suelos básicos y pedregosos. También en matorrales aclarados por degradación de las anteriores formaciones.

Sus tallos se han utilizado para confeccionar mechas y torcidas para lámparas de aceite. Tiene propiedades diuréticas.

Olivilla

Arbusto siempre verde, de ramas jóvenes de sección cuadrada, con hojas opuestas, de corto pecíolo, lanceoladas, verde brillantes por el haz y blanquecinas por la presencia de pelos en el envés. Flores reunidas en grupos en los nudos al final de las ramas, cáliz con 5 sépalos, corola con 5 pétalos formando un labio de 5 lóbulos de color blanco-azulado, 4 estambres curvados. Fruto seco separado en 4 partes globosas, de color pardo y rugosas.

 

Florece entre febrero y mayo. Aparece acompañando a encinares y alcornocales. Del mismo modo, nos la encontramos con frecuencia como planta acompañante de los coscojares.

Debido a sus pocas exigencias edáficas y a que acepta fácilmente la poda, se ha utilizado en jardinería como arbusto ornamental.

Árboles de sierra

Los árboles que crecen de forma silvestre en nuestra sierra son principalmente: algarrobos, acebuches, encinas, coscojas y almeces. Entre los cultivados destacamos: almendros, olivos, higueras y viñas. De repoblación forestal: pinos carrascos.


VEGETACIÓN DE RIBERA

Todavía hoy en día se conserva un llamativo, y en muchos sitios bien conservado, bosque de ribera autóctono en nuestro Río Guadalhorce y sus principales arroyos.
Aunque durante el S. XX se produjo una excesiva plantación de especies foráneas como es el eucalipto.
Entre las diversas especies existentes debemos destacar: álamos blancos, chopos, tarajes, olmos, fresnos, adelfas, juncos, aneas y cañas.


PLANTAS AROMÁTICAS Y MEDICINALES

SALVIA (Salvia lavendulaefolia)

Origen: El nombre genérico proviene del verbo latino “Salvare”: salvar, en alusión a las propiedades salutíferas de la planta. Tiene un aroma alcanforado herbáceo y ligeramente medicinal.

Propiedades: Es un aceite esencial sumamente estimulante, antiinflamatorio, expectorante, antiséptico, emenagogo, diurético, tónico general. Puede aliviar el estrés y la tensión.

Empleos tradicionales: Se emplea mucho en cocina. Medicinalmente se usa en enjuagues y cataplasmas. Para la irritación de garganta, inflamación de la boca o tos de fumador.

 

 

 

 

 


ABRÓTANO (Artemisia abrotanum)


Descripción: Se trata de un semi arbusto de ramo tierno densamente cubierto de hojas divididas en segmentos lineales. La parte alta del tallo lleva en la axila de las hojas cabezuelas axilares de color amarillo. Sin embargo, en las regiones frescas, raras veces florecen. La especie proviene de Asia y se ha extendido por Europa y América gracias a su cultivo. Toda la planta desprende un agradable perfume que se aprovecha para purificar la atmósfera de las habitaciones y para eliminar las polillas.

Propiedades: La medicina popular emplea los tallos foliados para tratar las olencias digestivas, estimular el apetito, luchar contra los gases, las diarreas y los parásitos intestinales.

Empleos tradicionales: Se prepara una infusión a razón de dos cucharadas de partes activas por una taza de agua, y se consumen de dos a tres tazas diarias. El abrótano sirve para preparar baños, apósitos para sabañones y heridas diversas. Se emplea también como planta aromática en la cocina: sirve para condimentar las carnes y preparar licores y perfumes.

 

LAVANDA O ESPLIEGO (Lavandula Officinalis)

Origen: Mediterráneo. El nombre procede del latín “Lavandula” que significa “para lavar”. En España se suele denominar espliego. Es propio de las laderas calcáreas del cálido litoral mediterráneo. La floración se produce en los meses de verano.Descripción: Es una de las plantas más aromáticas que existen y sus inflorescencias, en forma de espiga, proporcionan por destilación la esencia de lavanda, usada en grandes cantidades en la fabricación de jabones y perfumes.

Propiedades: Equilibrador, analgésico, antiséptico, antibiótico, antidepresivo,  antibacteriano, descongestivo, sedante y antiinflamatorio.Empleos tradicionales: En perfumería. Para prevenir vértigos y desmayos, repelente de insectos, antiparasitario. Aplicar en cualquier tipo de piel. Quemaduras. Para combatir resfriados, sinusitis, bronquitis. Sedante nervioso. Para baños relajantes. Para tratar migrañas. Para curar heridas. Mezclada con otros aceites esenciales se potencia recíprocamente.




HINOJO (Foeriiculum Vulgare)

Descripción: Planta dotada de un tallo erguido. Dicho tallo ramificado es rematado por umbelas compuestas, formadas de florecillas amarillas. Toda la planta desprende un perfume aromático. Originario del este de la cuenca mediterránea y del Cáucaso. En la actualidad, el hinojo se cultiva en numerosas plantaciones, tanto en grandes extensiones como en los jardines.

Propiedades: Las hojas tienen esencia en pequeñas proporciones, confiriéndole propiedades carminativas, eupépticas, espasmolíticas, productoras de secreción láctea y expec torante.
Posee propiedades antiinflamatorias en uso externo. Las hojas yambién se utilizan para sanar llagas y heridas. La raíz es diurética, lo que favorece la eliminación de líquidos, empleándose, sobre todo, en casos de cistitis.

Floración: Se produce a partir de junio, disponiéndose las flores en vistosas umbelas de hasta treinta radios, formadas por pequeñas flores amarillas. En julio aparecen los primeros frutos que adquieren una coloración amarilla a medida que maduran, momento en el que se procede a su recolección.

 

 

 

CANTUESO (Lavandula stoechas)

Origen: El nombre “lavandula” deriva del latín lavo, por sus usos como desinfectantes o perfumes.

Descripción: Se presenta en forma de matas, algunas algo leñosas. Tienen pelos y glándulas que les son esenciales. Sus hojas son simples, compuestas, enteras y dentadas. Tienen flores en lo más alto para atraer a los insectos (pequeñas florecillas, corola bilabiada y ovarios divididos en cuatro partes).

Propiedades: La esencia de esta planta está formada por cineol, borneol y alcanfor entre otras sustancias. El cantueso se utiliza como antiséptico y con él se realiza un preparado para limpiar llagas y heridas.

Empleos tradicionales: Antiguamente se utilizó para aliviar enfermedades del pecho y problemas de nervios y cabeza. También se ha empleado para sanar problemas de estómago. El cantueso ha estado presente en todas las boticas españolas, aunque actualmente suele ser sustituida por otras plantas que tienen las mismas propiedades y resultan más eficaces. Fuera de sus usos terapéuticos ha sido calificada como planta olorosa que puede utilizarse por su aroma.

Floración: El cantueso empieza a florecer en el mes de marzo y continúa durante abril y mayo. Las flores nacen agrupadas en ramilletes en las axilas de las hojas (son de color morado y su tamaño es bastante pequeño). La corola es bilabiada.


 

ROMERO (Rosmarinus officinalis)

Origen: Su nombre procede del latín “rosmaris” y significa “rocío del mar”. Arbusto perennifolio que puede alcanzar los 2 metros de altura, fuertemente aromático. Flores de 10-12 mm., que nacen en pequeñas cimas laterales. Su corola es de color azul (más o menos intenso), violácea o, en ocasiones, puede llegar a ser blanca.

Distribución: Se distribuye por el Mediterráneo occidental. En España predomina en la mitad sur y parte de la meseta norte.

Propiedades: Es un aceite fortalecedor y vigorizante, muy apropiado para personas con baja presión sanguínea (hipotensos), analgésicos, tonificantes, reafirmante.

Empleos tradicionales: Se emplea para reforzar la memoria, como condimento culinario y como ingrediente de perfumería y otros cosméticos. Es uno de los ingredientes naturales del agua de colonia. Para la piel flácida y cabellos frágiles.

Floración: Las flores se muestran durante casi todo el año, recolectándose en abril y julio.

MANZANILLA COMÚN (Matricaria camomilla)

Descripción: El tallo y las hojas de esta planta saben a hierba y son aromáticas; las flores son un poco amargas y desprenden un característico olor a manzanilla. Se trata de una de las plantas medicinales más populares.
La planta es abundante en toda España, en los campos, a lo largo de los caminos y senderos de montaña.

Empleos tradicionales: Las cabezuelas de la manzanilla tienen un efecto antiinflamatorio, desinfectante, diaforético y calmante. Es una de las plantas aromáticas más empleadas, sobre todo en la medicina infantil. La infusión, en dosis de una cucharada sopera de flores frescas por litro de agua, se emplea en caso de gripe y diarrea. Su acción desinfectante es muy útil en caso de inflamación de las vías urinarias. En aplicaciones externas, la manzanilla sirve en la preparación de compresas y baños para las heridas de difícil cicatrización.

Floración: Florece a partir del mes de abril y continúa durante buena parte de la primavera; en algunas tierras altas, hasta verano. Para su recolección basta con las cabezuelas, es decir, los capítulos florales.

MANZANILLA (Helichrysum stoechas)

Descripción: Pequeña mata de hasta 50 cm., de porte erguido. Hojas blanco-aterciopeladas, fuertemente aromáticas. Flores amarillas, agrupadas en densos corimbos de 15-40 mm. de diámetro. Distribución: Mediterráneo central y occidental, más rara hacia el Este. En la Península es una especie muy abundante. Vive en Baleares. Habita en campos incultos y matorrales, en lugares rocosos y arenosos.

Propiedades: De los capítulos florales se extrae un aceite esencial rico en muchos principios activos que confieren a la planta acciones antiinflamatoria, antimicrobiana, carminativa y ligeramente sedante.

Elementos tradicionales: Es el primer remedio casero que se utiliza ante cualquier malestar digestivo. En uso externo se suele emplear para tratar ojos irritados y cansados. Está perfectamente indicada en: gastritis, náuseas, vómitos, digestiones lentas, nerviosismo e insomnio de los niños. La forma más corriente de administrar la manzanilla es en infusión, lo más caliente posible, con o sin azúcar.

Floración: Ésta se produce a finales de abril y la recolección se realiza en verano.

TOMILLO (Tymus vulgarys)

Origen: Su nombre actual deriva del griego Thymos, que significa “para fumar”. Área Mediterránea.

Descripción: Pequeño arbolillo ricamente ramificado, de tallos herbáceos cubiertos de hojas opuestas y de forma lineal. Toda la planta es aromática y odorífera. Originaria de la cuenca mediterránea, actualmente es cultivada en jardín y en pleno campo, como planta aromática o como planta medicinal. Los antiguos egipcios utilizaban la esencia de tomillo para embalsamar los cadáveres.

 

Propiedades: Se trata de un aceite fuerte y antiséptico. Es reforzante y vigorizante para cualquier tipo de debilidad física o mental. Vaporizado combate enfermedades infecciosas.

Elementos tradicionales: Como condimento en cocina es un ingrediente típico de los dentífricos y productos de higiene bucal. Desinfectante, bronquitis, tos convulsiva, ronquera, resfriados, desórdenes digestivos, acné.

Floración: El tomillo florece en primavera,
desde el mes de marzo. Se multiplica a partir de las semillas sembradas a comienzos de abril. Dichas semillas tardan de 2 a 4 semanas en germinar.

Agenda y Noticias

Ayuntamiento de Pizarra:   ayuntamiento@pizarra.es

Plaza de la Cultura, 1 - 29560 - Tlf. 952 48 30 15 - Fax 952 48 35 74